Ha sido una experiencia brutal.

Nos encantó la sesión de inicio de mindfulness de los sentidos con Pati y como nos abrió la mente para poder activar estos durante todo el fin de semana.

En las sesiones de mindful eating, cuando estábamos de picnic en nuestra poza, debajo de la cascada o en el increíble concierto del sábado. Repetiremos con nuestros niños y otra familia. Reservarnos por favor el fin de semana del 26 de septiembre y sería genial si podemos hacer barranquismo con los niños.

Myriam Bolet de Juan 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.