Luis, Jorge, María, Ana…

Todo el mundo ha sido super amable y hemos aprendido mucho de todos y cada uno.

Han conseguido que no nos aburramos sin estresarnos, que descansemos sin dejar de hacer cosas activas, se han adaptado a nuestras «necesidades especiales» (una embarazada y una perrita)… Y el entorno es espectacular: tanto los bosques como las pozas, incluso las vistas de la casa. ¡Qué sitio tan bonito!.

Rosa Orti  Bordas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.